Foto de archivo

En busca de una mayor supervisión de la policía, los miembros del consejo buscan una enmienda a la carta

Actualizado: 16 de julio de 2018 – 1:44

Hay poco tiempo para colocar una pregunta en la boleta electoral en noviembre

Los votantes pueden tener la oportunidad este otoño de cambiar un sistema que otorga al alcalde de Minneapolis una autoridad casi total sobre el departamento de policía.

El miembro del Concejo Municipal, Cam Gordon, notificó el 29 de junio que planea introducir una enmienda a los estatutos que compartiría esa autoridad entre el alcalde y los 13 miembros del Concejo Municipal. El alcalde Jacob Frey dijo que se opone a la idea y que no todos los miembros del consejo creen que se necesita un cambio.

La carta de la ciudad otorga al alcalde “poder total sobre el establecimiento, mantenimiento y mando del departamento de policía”, incluida la contratación y el despido de oficiales y el jefe. Gordon se encuentra entre varios miembros del consejo que ven una enmienda a los estatutos como una forma de responder a la frustración de la comunidad derivada del tiroteo más reciente por parte de agentes de policía de Minneapolis. En una publicación de Facebook, Gordon describió el sistema actual como “obsoleto e imprudentemente autoritario”.

“En este momento, tenemos más supervisión de nuestros baches que de nuestra policía”, dijo el concejal Andrew Johnson (Distrito 12) durante una reunión del Comité Plenario el 27 de junio.

Los miembros del consejo Jeremy Schroeder (Distrito 11) también expresaron interés en una enmienda a los estatutos durante la reunión. La presidenta del Concejo Municipal, Lisa Bender (Distrito 10), dijo que estaba "abierta" a la conversación.

El comentarios de los miembros del consejo siguió más de 30 minutos de testimonio público sobre la muerte de Thurman Blevins, quien fue asesinado a tiros por la policía el 23 de junio. Muchos de los que hablaron pidieron cambios en el departamento e instaron a Frey a usar su autoridad para publicar el video capturado por las cámaras corporales de los oficiales Justin Schmidt y Ryan Kelly.

La activista Nekima Levy-Pounds dijo que la muerte de Blevins era evidencia de que “los problemas no han sido resueltos dentro del Departamento de Policía de Minneapolis”.

“Queremos el apoyo de la ciudad”, dijo Levy-Pounds. “Estamos cansados ​​del statu quo. Estamos cansados ​​de que la gente muera”.

línea de tiempo apretada

Aunque requeriría una acción rápida por parte del concejo y la Comisión de Cartas Constitutivas de la ciudad, Johnson dijo que sería posible incluir una pregunta en la boleta electoral este noviembre, y agregó que cree que el concejo cuenta con el apoyo para hacerlo.

Los estatutos de la ciudad también pueden ser enmendados por un voto unánime de todo el consejo y la aprobación del alcalde, pero Johnson se mostró escéptico de tomar ese camino.

“Vamos a tener una elección de alta participación, y creo que deberíamos dejar que los votantes decidan sobre este tema”, dijo.

Para presentarse ante los votantes en 2018, el lenguaje final de la pregunta de la boleta debe enviarse al Secretario de Estado de Minnesota antes del 24 de agosto. Si no se cumple la fecha límite, la próxima oportunidad no llega hasta las elecciones de 2020.

“Este sería un cronograma ajustado incluso para que el consejo lo acuerde”, dijo el presidente de la Comisión de la Carta, Barry Clegg, y señaló que “pasos múltiplesLas enmiendas a los estatutos propuestas deben tomar antes de llegar a la boleta electoral. Esos pasos incluyen pasar por la Comisión de la Carta, que puede tomar hasta 60 días para revisar el lenguaje propuesto de la pregunta de la boleta, un período que puede extenderse a 150 días, antes de enviar su recomendación al consejo.

Clegg dijo que solo se enteró del interés del consejo en acelerar una pregunta de la boleta electoral en una conversación con Gordon que tuvo lugar el mismo día de la reunión del Comité Plenario. Dijo que la idea de enmendar los estatutos para darle al consejo más poder sobre la policía no había surgido desde que se unió a la comisión en 2003, pero estará en la agenda cuando la comisión se reúna el 11 de julio.

“Es increíble, el idioma. Dice que el alcalde tiene 'poder total'”, dijo Clegg, señalando que un lenguaje similar no aparece en ninguna otra parte de los estatutos de la ciudad.

La carta otorga al consejo un papel limitado en el nombramiento de un nuevo jefe de policía. Una vez que el alcalde nomina a un candidato a jefe, ese nominado es revisado por un Comité Ejecutivo compuesto por el alcalde, el presidente del Concejo Municipal y tres miembros del concejo. El Comité Ejecutivo puede luego enviar una recomendación al Concejo Municipal. El consejo solo puede votar para nombrar a un jefe que tenga la recomendación del comité.

'Supervisión diluida'

Johnson dijo que la "supervisión diluida" del departamento de policía por parte del consejo significa que los 13 miembros del consejo tienen una capacidad limitada para influir en la política del departamento. Con frecuencia, el consejo emite instrucciones para el personal que requieren la acción de otros departamentos de la ciudad, pero no tiene la misma autoridad con la policía.

“Diré que ha habido cosas absolutamente en el pasado que he pedido, incluidas estadísticas básicas de delincuencia e información para mi propio distrito, que tuve un momento extremadamente difícil … y lo que se sintió como un retraso de la administración anterior para obtener eso. para mí”, dijo Johnson.

Con más autoridad sobre el departamento de policía, el consejo podría, por ejemplo, ordenar la publicación de las imágenes de la cámara corporal en el caso de Blevins, dijo Johnson. Pero esa es actualmente solo la decisión de Frey. Frey dijo el 26 de junio que planeaba usar su autoridad para publicar las imágenes lo antes posible, pero esperaría hasta que se consultara a los familiares de Blevins y la BCA entrevistara a los testigos clave.

Johnson también sugirió que el desarrollo y la implementación inicial de la política de cámaras corporales del departamento habría sido diferente.

No fue hasta después de la muerte de Justine Damond en 2017 que se pidió a los agentes que activaran sus cámaras para todos los despachos. Damond, también conocida como Justine Ruszczyk, fue asesinada a tiros por la policía después de llamar al 911 para informar un posible asalto, pero el incidente no se registró porque ninguno de los oficiales en el lugar había activado su cámara corporal.

Johnson dijo que "varios" miembros del consejo estaban interesados ​​​​en implementar una política de cámara corporal más fuerte desde el principio.

Notó un Auditoría de septiembre de 2017 sobre el uso de cámaras corporales por los oficiales mostraron que estaban activados solo para aproximadamente dos tercios de los despachos. La tasa de incumplimiento se redujo ligeramente después de que la jefa Medaria Arradondo ordenara cambios en la política de cámaras corporales a raíz del tiroteo en Damond.

“Eso es lo que sucede cuando no tenemos como su representante electo la capacidad de asumir, implementar y enmendar estas políticas”, dijo Johnson.

Pero no todos sus colegas están de acuerdo.

La concejal Linea Palmisano (Distrito 13) señaló que, además de su función en el nombramiento del jefe de policía, el concejo también aprueba el presupuesto anual del departamento y vota cada contrato de la ciudad por valor de más de $50,000.

“Para mí, siento que tenemos bastantes controles y equilibrios en nuestro departamento de policía”, dijo.

Como presidenta del Comité de Auditoría del consejo, Palmisano solicitó y hasta ahora ha recibido informes trimestrales sobre el cumplimiento de los oficiales con la política de cámaras corporales del departamento, un ejemplo, dijo, de cómo el consejo opera dentro de su autoridad existente para ejercer la supervisión del departamento. .

Pide un cambio

Gordon dijo durante la reunión del Comité Plenario del 27 de junio que la carta otorga poderes “muy singulares” al alcalde con respecto a la policía, y señaló la lección que aprendió como miembro novato del consejo en 2006.

“Me imaginé, voy a estar en el Concejo Municipal ahora, voy a poder participar en la dirección y gestión y establecimiento de políticas para el Departamento de Obras Públicas para nuestro Departamento de Inspecciones de Vivienda y Servicios de Regulación, para el Departamento de Bomberos y para el Departamento de Policía y todos los departamentos de la ciudad”, dijo. “Y luego llegué aquí y aprendí después de un tiempo, sí, eso es cierto para Obras Públicas, eso es cierto para el Departamento de Bomberos, eso es cierto para los inspectores de vivienda, pero el Concejo Municipal no tiene autoridad para establecer políticas para el departamento de policía. ”

Gordon describió una enmienda a los estatutos que compartiría esa autoridad con el consejo como un “paso de importancia crítica”. Dos días después, cuando presentó formalmente la propuesta en una reunión del Concejo Municipal, Gordon dijo que había estado pensando en ese cambio durante al menos una década.

Frey dijo que se había opuesto al cambio como miembro del consejo y continuó oponiéndose como alcalde.

“Responder de manera efectiva a las demandas de la policía requiere la capacidad de recibir instrucciones claras y, en ocasiones, rápidas”, escribió en un comunicado enviado por correo electrónico el 29 de junio. “Esa dirección sería prácticamente imposible con 14 cocineros en la cocina”.

Johnson anticipó ese argumento en una entrevista que tuvo lugar un día antes, pero dijo que esas “tácticas de miedo” se contrarrestaron fácilmente. Señaló que los 13 miembros del consejo y el alcalde comparten las funciones de supervisión de todos los demás departamentos de la ciudad.

“No necesitan reunir un comité del consejo para condenar una molestia a la seguridad pública en términos de una propiedad o confiscar alimentos contaminados o despejar un camino que ha sido obstruido por un árbol caído”, dijo.

Johnson dijo que una enmienda a los estatutos también respondería a los llamados a una mayor responsabilidad y supervisión de la policía, preocupaciones que dijo que todos los miembros del consejo escucharon antes de las elecciones municipales del año pasado.

“Esto es algo que hemos escuchado de los electores que quieren más y que quieren abordar”, dijo.

La vicepresidenta del consejo, Andrea Jenkins, dijo que si bien el llamado a la rendición de cuentas de la policía fue fuerte y claro, no fue así el llamado a la enmienda de los estatutos.

“Sé que existe un deseo fuerte, fuerte y profundo de controlar a la policía de Minneapolis y traer más responsabilidad a ese proceso, pero no escuché una enmienda a los estatutos a la estructura de autoridad y la presentación de informes como una de las soluciones, ”, dijo Jenkins.

También cuestionó si el cronograma abreviado para el proceso de enmienda de la carta permitiría al público opinar completamente sobre el tema. Jenkins dijo que la falta de participación de la comunidad era una “muy, gran preocupación mía”.

“A veces, el cambio es realmente bueno y realmente necesario para interrumpir los sistemas de opresión”, dijo. “Sé que hay estructuras que son diferentes en otras ciudades y no necesariamente ha resultado en que se dispare a menos personas negras y desarmadas”.